Una compañía biotecnológica está recogiendo piel humana procedente de cirugías estéticas y la mantiene viva para someterla a todo tipo de experimentos

    Genoskin es una compañía que ha descubierto cómo mantener con vida la piel humana hasta una semana fuera del cuerpo, y está usando su tecnología para proporcionar muestras para pruebas a empresas biotecnológicas, farmacéuticas y cosméticas.

    La compañía distribuye pequeños trozos de piel —que se mantienen vivos gracias a una capa de gel fabricada a partir de una receta secreta— que se comportan de manera muy parecida a la piel de nuestros cuerpos. Es lo más parecido a un experimento humano real.

    El fundador de Genoskin, Pascal Descargues, cuenta a Business Insider que su empresa recoge los restos de piel de cirugías cosméticas como la abdominoplastia y estiramientos faciales, que de otra manera se tirarían a la basura.