Los seis grandes desafíos regulatorios de la inteligencia artificial

    La revolución que a corto y medio plazo supondrá la aplicación de la inteligencia artificial en todos los ámbitos de las relaciones sociales y económicas ha acelerado el debate sobre cómo debe afrontar la legislación esta nueva realidad. El reto para los juristas es mayúsculo, porque las lagunas y las fricciones con el ordenamiento son innumerables. Prueba de que no se trata de una cuestión lejana o utópica (o distópica, según se mire), es que la recién elegida Comisión Europea ha prometido presentar un proyecto de regulación durante los 100 primeros días de su mandato.