Cómo actúan las drogas que se están investigando contra el coronavirus

    En medio del temor, las inquietantes advertencias de la OMS, las imágenes de salas de terapia intensiva sobrepasadas y el huracán de publicaciones (que ya superan las 20.000 sobre la pandemia del nuevo coronavirus ), se alzan voces que prometen curas que van desde sustancias experimentales hasta cócteles de vitaminas. Están en marcha un centenar y medio de estudios clínicos para ensayar moléculas que mitiguen los casos graves de Covid-19 , pero ya hay algo seguro: ninguna de las drogas que se están probando será la panacea. Es más, aunque su uso compasivo esté justificado en un escenario de falta de recursos terapéuticos, los especialistas afirman que es fundamental no caer en la tentación de automedicarse para prevenir la infección porque el remedio puede ser peor que la enfermedad .

    Entre los múltiples ensayos en todo el planeta, sobresale el que acaba de lanzar la Organización Mundial de la Salud y del que participará la Argentina: «Solidarity», un esfuerzo sin precedente para explorar si fármacos ya conocidos pueden servir para tratar la infección. El estudio incluirá a miles de pacientes en docenas de países, y explorará los efectos de un «combo» de antivirales utilizado contra el VIH (lopinavir+ritonavir, formulados en una sola pastilla), un antiguo tratamiento contra la malaria (cloroquina/hidroxicloroquina), y un nuevo antiviral que el año pasado se usó con resultados esperanzadores contra el Ébola (remdesivir).